La Fuente del Oro: Antonio, presidente de la Asociación de Vecinos

Antonio Gómez Merencio llegó al barrio en 1983. Actualmente es presidente de la Asociación de vecinos, a la que siempre ha estado muy vinculado. Nos habla de los orígenes y crecimiento del barrio, que comenzó como una cooperativa de viviendas y que siempre se ha caracterizado por su espíritu emprendedor y sus zonas verdes. Delimitado por el río Júcar y las vías del tren- y recientemente la Ronda Oeste- las formas de acceder al barrio han ido cambiando así como su demografía, sus espacios y su famosa fuente, que esperan recuperar algún día.

“El germen del barrio fue de la cooperativa de viviendas San Julián; se empezó a construir en la zona de Pinillos, zona emblemática en Cuenca -pequeño pinar situado a la entrada, junto al río y cruzando la carretera desde el conjunto principal de viviendas-. En junio del 78 se inauguró  el puente sobre la República Argentina, y la inauguración del barrio fue posterior, en el 82″.
Sigue leyendo

Anuncios

Historia de Fuente del Oro. Carlos: los felices 80.

Uno de los vecinos del barrio, que ahora tiene 40 años y que llegó siendo un niño, nos cuenta cómo era entonces la Fuente del Oro: un enorme espacio de juegos, con grandes explanadas sin construir, y un colegío de cuyos comienzos tiene gratos recuerdos.

“En 1981 nos instalamos en el barrio y no había nada: sólo estaban terminadas dos manzanas al comienzo de la calle San Damián y calle San Cosme, que eran las manzanas popularmente conocidas como “los marrones” y “los verdes”,  lo demás seguía en construcción.

Las calles no tenían asfalto, sólo hormigón y un panadero venía con un “dos caballos” a vender pan… aún recuero el sabor de sus tortas de manteca… El colegio ni siquiera existía, y la Iglesia era un inmenso esqueleto de hormigón.

Sigue leyendo